martes, 1 de septiembre de 2015

Kovacic al Madrid

Oración lapidaria de un Voltaire que, entre sus escritos, sus obras singulares y sus innumerables pensamientos sobre la libertad absoluta de pensamiento en el siglo XVIII, dejaba entrever que quizá todos somos productos de nuestras eras y que en muchas ocasiones no podemos hacer más que admitir lo que se nos ha encomendado. O bien mejor dicho: comprender las circunstancias que nos rodean y de esta manera generar un desenlace final acorde a lo que somos actualmente.

Todos somos el desenlace de nuestro entorno, de nuestros tiempos y de las diferencias tan sutiles que nos han moldeado con el pasar de los años. De ahí que que los músicos quizás ya no hacen canciones con tanta beligerancia y pasión. De ahí que que los escritores pareciesen estar asustados de romper esa sutil barrera sensible con su lector y también molestarlo hasta la saciedad. De ahí que que las películas de ahora no son más que refritos secos y carentes de vida que nos sumergen en las profundidades del tedio. Y de ahí que pienso en qué razón tenía Voltaire al soltar semejante oración.

Y en el planeta del fútbol, M. Kovacic es un producto de su tiempo. Un futbolista que encarna todas y cada una de las idiosincrasias y peculiaridades del mediocampista moderno –de aquel que ha dejado de ser un privilegiado para volverse la regla. Aun me atrevería que hablamos del futuro arquetipo del mediocampista de los próximos diez o bien veinte años: técnica dotada para el toque preestablecida, capacidad física sobre la media, habilidad para proteger y agredir, aparte de poder crear juego –éstas son ciertas peculiaridades que ostenta el mediocampista de los próximos años y que en Kovacic halla a uno de sus posibles máximos exponentes.

El gigante mundial del fútbol, el Real la capital de España, se ha hecho con los servicios del creativo croata que desplegaba destellos de su talento luminiscente en el Inter de M. y que sorprendió a propios y extraños con este pase –nadie veía venir una transacción por M. en este punto del mercado. Entonces de ser tanteado por el Barça en su instante y con un interés más que conocido de Brendan Rodgers para llevárselo al Liverpool –más de un periódico afirmó que había un pacto entre el club y el propio Kovacic al principio del mercado-, parecía prácticamente seguro que el antaño ‘10’ del Inter proseguiría en el club, mas todos quedamos estupefactos con este fichaje que prácticamente no tardó más de cuarenta y ocho horas en volverse realidad.

treinta y dos millones de Euros, más dos cláusulas y bonificaciones, y el croata ya ha sido presentado en el S. Bernabéu. En un verano algo opaco para los blancos –que acostumbran a ser bastante bombásticos en el mercado de fichajes- en materia de contrataciones bajo las órdenes de Rafa Benítez, nuestro protagonista es seguramente el fichaje de mayor renombre hasta el instante del la capital de España –porque todavía están solucionando el tema de D. De Gea y su salida del Manchester United.

Los que conocemos a Kovacic, sabemos el género de jugador que el la capital española está contratando y qué deberían aguardar sus llenes de él. Mas en el enorme esquema futbolístico, existen muchos que quizás no estén familiarizados con su persona y su juego. ¿Quién es M. Kovacic y qué le aporta al la villa de Madrid? Veremos.
Load disqus comments

0 comentarios