sábado, 19 de septiembre de 2015

Cruz Azul derrotó 2-1 a Pumas con 2 penales


Con polémicas, poco fútbol y mucha garra, Cruz Azul recordó lo que es ganar en el Apertura. La Máquina aprovechó las resoluciones de A. Peñaloza. Con 2 penaltis del “Chaco” Giménez, los cementeros impusieron su estilo frente al que hasta el instante era el líder general, los Pumas de la UNAM, dos-1 marcador final.

Universidad fue 2 caras, la fiereza y garra que mostró en el primer lapso, se quedaron en el vestuario para el complemento, aunado a los fallos arbitrares, le costó el encuentro, no pudo reaccionar tras el segundo impacto celeste.

Ríspido y con escasas llegadas, el choque fue cerrado y se definió merced a las polémicas de un juez Peñaloza que se llevó los reflectores por sus resoluciones.

S. Bueno toma aire y de momento se ve sólido en el banquillo cementero

Cruz Azul empezó con un motor afinado. El aceite que precisaba La Máquina llegó en los pies de Joao Rojas. El ecuatoriano enfrentó a la zaga Puma sin miedo a ser mordido, su proeza fue retribuida. En el área, Joao sintió el zarpazo de Alcoba y cayó, el silbante Peñaloza no vaciló, penalti para el local.

Con el peso de un estadio pintado del color del visitante, el icono cementero hizo pesar su casa. “Chaco” Giménez enfiló, un toque raso y puesto fue suficiente para abrir el marcador. ¡Tanto de Cruz Azul!

El felino no se cayó, al revés, sacó las garras y los colmillos. Pumas fue al ataque.
La presión llegó hasta tal punto que la inexperta zaga cementera obsequió diferentes balones que Britos, Insípida y F. desperdiciaron.
Un domino avasallador de los auriazules se reflejó en par de jugadas. En la primera Castro filtró para Insípida, el “Chuco” procuró el disparo, que únicamente arañó el palo. En la segunda, Pumas no excusó.

L. Silva perdió la cabeza, le entró duro al “Grande” Herrera, una falta a pocos metros de la puerta significó la mejor llegada universitaria. J. no fue nada “Cortés”, su zarpazo desde el tiro de castigo empató el partido al final de la primera mitad.

Con el empate y diferentes reclamos de los felinos sobre el árbitro, los dos se fueron al reposo.
Bueno vio el claro dominio del visitante y decidió fortalecer su medio campo, Baca tuvo minutos por el desaparecido L. Silva. Cruz Azul mejoró. La posesión del esférico estuvo del lado azul, las llegadas empezaron a llegar. Vuoso procuró con su potencia intranquilizar a Palacios, el “Toro” se perdió en sus intentos.

La polémica apareció en el titán de la colonia Nochebuena. En un centro desde la derecha, Alcoba se levantó para despejar el balón, el juez observó una falta de G. sobre F. Beatos, un penalti que dejó inseguridad en todo el estadio. Sin sentir remordimiento alguno, el “Chaco” Giménez le repitió la dosis al “Pioklín” Palacios.

Con desventaja, Memo V. no dudo, procuró el filo del “Hachita” Ludueña, la entrega de “DL9” y la argucia del “Zorro” Acosta para empatar el encuentro.
Universidad se perdió en sus ansias, fue víctima de la desesperación y no produjo más que centros que fueron contados por la zaga, que se mostró como cemento sólido.
No hubo para más, Cruz Azul pitó en el instante menos pensado, su técnico respira y recobra terreno merced a las garras ñatas de un Puma que se murió de nada.
Load disqus comments

0 comentarios